Isabel Mir

AMANECER DEL PRIMER SOL

Amanece perezoso pero lleno de energía, nace y muere cada día.
Todo lo que toca lo convierte en oro, y solo se deja ver con claridad cuando viene y se va.
Desde esta pequeña isla, Menorca, somos los primeros en decirte buenos días y los primeros en decirte adiós.
Pendientes infinitamente largos y llenos de movimiento inspirados en los primeros rayos de sol que nacen del mediterráneo. Cuando estos atraviesan un cristal aparecen formas geométricas de diferentes colores y que en esta joya se representan en oro y plata negra.

© Isabel Mir 2013-17 Aviso legal Créditos
Diseño web: Aina Genestar